Empoderar al paciente de artrosis para evitar la depresión

Empoderar al paciente de artrosis para evitar la depresión

  • Uno de cada cuatro pacientes de artrosis sufre ansiedad o depresión
  • El 7 de abril es el Día Internacional de la Salud y este año está dedicado a la depresión

La artrosis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones que produce dolor, deformidad y afecta a la movilidad y a la calidad de vida de las personas que la sufren. En el mundo hay 242 millones de personas que tienen artrosis, 7 millones en España donde es la principal causa de incapacidad.

Un estudio, presentado por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) en el Congreso Anual de la Sociedad Internacional de Investigación de la Artrosis (OARSI) en 2015, indica que uno de cada cuatro pacientes de artrosis sufre episodios de ansiedad o depresión. Según la Dra. Ingrid Möller, reumatóloga colaboradora de OAFI (Fundación Internacional de la Artrosis) y directora del Instituto POAL de reumatología, el dolor, las limitaciones y la deformidad que puede llegar a producir la artrosis son las causas que explican esta relación.

Relación causa efecto entre artrosis y depresión

“El dolor para los pacientes de artrosis es una experiencia pasada, presente y futura que les afecta en su relación con la familia, en el trabajo… Y que sumado a la deformidad, especialmente en manos y/o rodillas, puede llevar, especialmente a las personas afectadas, a estados de ánimo depresivos”.

“Para los profesionales”, continua Möller, “puede resultar complicado abordar estas cuestiones más allá de ofrecer al enfermo analgésicos, antiinflamatorios o antidepresivos. Pero es fácil que el paciente recurra a cualquier alternativa paramédica en ocasiones costosa, sin evidencias científicas que la soporten, y con resultados inciertos que contribuyan a aumentar el desánimo del paciente”.

Compartir experiencias

Un paciente informado en salud articular que comparta sus experiencias y su información con otros enfermos podría ser una herramienta para mejorar la calidad de vida de los pacientes de artrosis. “En ese sentido”, dice Möller, “programas que empoderen al paciente, como el del Paciente Experto de la Fundación OAFI, servirán para dar voz a los pacientes para sentirse comprendidos y mejorar su estado de ánimo”.

El objetivo del programa Paciente Experto de OAFI es formar a los pacientes de artrosis y dotarles de herramientas en diversos campos para mejorar su calidad de vida. El programa incluye ejercicios para perder peso, para combatir el dolor o para sentirse mejor.

Dra. Ingrid Möller

Instituto Poal de Reumatología