OAFI publica una revisión de la literatura científica sobre la influencia del origen y la calidad de los SYSADOAs en su eficacia y seguridad clínica

OAFI publica una revisión de la literatura científica sobre la influencia del origen y la calidad de los SYSADOAs en su eficacia y seguridad clínica

El pasado 24 de marzo, se publicaron los resultados de la reciente revisión de la literatura llevada a cabo por el departamento de investigación y desarrollo de OAFI acerca de la influencia de la calidad de los SYSADOAs en la eficacia y seguridad de estas moléculas.

Los SYSADOAs, también conocidos como fármacos de acción lenta para la artrosis (de su acrónimo en inglés SYmptomatic Slow-Acting Drugs for OsteoArthritis), comprenden un grupo heterogéneo de fármacos con un efecto a largo plazo sobre los síntomas de la artrosis. Los agentes más utilizados por vía oral —sulfato de condroitina, glucosamina y diacereína— han sido recomendados por la Liga Europea contra el Reumatismo (EULAR) y por la Sociedad Europea para los Aspectos Clínicos y Económicos de la Osteoporosis, la Osteoartritis y las Enfermedades Musculoesqueléticas (ESCEO). En muchos pacientes con artrosis y comorbilidades asociadas, representan la única alternativa terapéutica. Sin embargo, la prescripción de los SYSADOAs es un desafío debido a la gran cantidad de productos disponibles y al hecho de que las variaciones en las técnicas de extracción y purificación pueden dar lugar a diferencias en el contenido, la composición, la pureza, los efectos biológicos y la seguridad.

Para apoyar a nuestros pacientes, en OAFI, hemos analizado la bibliografía publicada acerca de la calidad, la eficacia y la seguridad de los SYSADOAs para intentar arrojar luz sobre este tema y permitir una elección más informada y consciente entre el gran abanico de productos disponibles en el mercado. Hemos revisado en detalle los datos sobre la calidad del sulfato de condroitina, la glucosamina y la diacereína, analizando finalmente su respuesta en la respuesta terapéutica desde un punto de vista de la eficacia y la seguridad.

La literatura científica nos reveló que las preparaciones de glucosamina y sulfato de condroitina podrían variar considerablemente entre ellas, con el resultado de que el uso de formulaciones incorrectas podría dar lugar a resultados terapéuticos subóptimos, lo que provocaría a su vez una mala adherencia y una insatisfacción con el tratamiento. Estudios que analizan la composición del sulfato de condroitina utilizando diversas técnicas revelaron que las variaciones dependen del origen, producción y purificación, y pueden dar lugar a diferencias en los efectos biológicos y terapéuticos.

Un aspecto importante a considerar es que muchos SYSADOAs se comercializan como nutracéuticos, productos que tienen una regulación legislativa menos restrictiva respecto a la de los productos comercializados como fármacos. Al evaluar la seguridad y la eficacia, es importante asegurarse de que los datos se interpreten teniendo en cuenta las diferencias entre productos de calidad farmacéutica y productos de calidad nutracéutica y que se indique claramente la fuente y la pureza del preparado investigado. Dadas las diferentes características fisicoquímicas y la falta de estudios clínicos, el riesgo-beneficio de las preparaciones de grado nutracéutico no se puede extrapolar de los productos de grado farmacéutico. Sin embargo, a pesar de las diferencias observadas in vitro, nunca se ha demostrado que un SYSADOAs de grado farmacéutico sea mejor que un nutracéutico, simplemente porque no se han realizado estudios comparativos en humanos.

En OAFI creemos en la investigación. Los resultados de los estudios que investigan las propiedades modificadoras de estos agentes podrían conducir al diseño de productos mejores y más eficaces. Gran parte de la controversia que rodea a los SYSADOAs surge como resultado de diferencias en calidad, pureza y eficacia. Sería interesante realizar ensayos clínicos que comparen específicamente productos de calidad farmacéutica con nutracéuticos basados en una evaluación de estos factores. La eficacia y seguridad demostradas en ensayos clínicos controlados tanto con sulfato de condroitina como con sulfato de glucosamina han sido confirmadas con productos farmacéuticos.

El estudio promovido por OAFI ha sido publicado en la revista de la Liga PanAmericana de Reumatología (PANLAR), Global Reumathology.