Producen biomateriales para regenerar hueso y cartílago a partir de residuos de manzana

Producen biomateriales para regenerar hueso y cartílago a partir de residuos de manzana

Osteoblastos de ratón creciendo en una matriz 3D desarrollada a partir de residuos de la industria agroalimentaria

Estos materiales sirven como matriz 3D para la regeneración óseo-cartilaginosa en enfermedades como la osteoporosis, la artritis y la artrosis

Un equipo de investigadores del Centro de Tecnología Biomédica de la Universidad Politécnica de Madrid (CTB-UPM), en colaboración con el Instituto de Ciencia de Materiales (ICMM-CSIC) de Madrid y el Instituto de Catálisis y Petroquímica (ICP-CSIC) del Consejo Superior de Investigaciones científicas, ha conseguido producir materiales compatibles con tejidos vivos a partir de residuos de la industria agroalimentaria, concretamente del orujo de manzana resultante de la producción de zumo.

Estos materiales pueden servir como matrices 3D para la regeneración óseo-cartilaginosa, de gran utilidad en muchas aplicaciones de medicina regenerativa en enfermedades como la osteoporosis, la artritis o la artrosis, todas ellas de gran impacto económico debido a la creciente edad media de la población.

Materia prima abundante y a bajo coste

Actualmente ya existen en el mercado productos con aplicaciones similares pero el precio puede superar los 100 euros por gramo de material. En cambio, la utilización de los residuos de manzana para obtener el biomaterial hace que el precio final del biomaterial no llegue a los 100 euros por tonelada.

La manzana es una materia prima abundante. En 2015 se produjeron 70 millones de toneladas en el mundo, un millón de ellas, producidas en España. Los investigadores han aprovechado el orujo de la manzana que contiene entre el 20% y el 30% del peso en seco de la manzana, que normalmente se utiliza como alimento de animales.

Matriz 3D

El residuo final se modifica con tratamientos físicos y químicos para diseñar biomateriales con estructuras, texturas y composiciones apropiadas, capaces de promover el crecimiento de diferentes tipos celulares. El estudio, publicado en la revista Journal of Cleaner Production demuestra que estas matrices 3D permiten el crecimiento de osteoblastos (células óseas) y condrocitos (células del cartílago) y abre la puerta al uso de estos nuevos materiales en diversas aplicaciones de medicina regenerativa en enfermedades de amplio espectro como son la osteoporosis, la artritis o la artrosis.

Encontrareis más información sobre este estudio en la web de la Universidad Politécnica de Madrid