COMUNICADO DE OAFI SOBRE CORONAVIRUS/COVID-19

COMUNICADO DE OAFI SOBRE CORONAVIRUS/COVID-19

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU. (CDC) han actualizado sus recomendaciones para las personas que tienen un mayor riesgo de complicaciones por COVID-19, incluidas las personas mayores de 60 años y las personas con afecciones médicas crónicas graves. «Quedarse en casa tanto como sea posible» y «evitar las multitudes».

Según el sitio web del CDC, «los adultos mayores y las personas que tienen afecciones médicas crónicas graves, como enfermedades cardíacas, pulmonares o renales, podrían tener un mayor riesgo de contraer la enfermedad COVID-19 de forma grave. Los datos preliminares sugieren que las personas mayores tienen el doble de probabilidades de desarrollar la forma más grave de la enfermedad provocada por el virus COVID-19 «.

El sitio web del CDC continúa diciendo: «Si tiene un mayor riesgo de complicaciones de COVID-19 debido a la edad o porque tiene una afección médica subyacente grave, es especialmente importante que tome medidas para reducir el riesgo de infección». Además, recomienda tomar medidas de protección adicionales si COVID-19 se está extendiendo en su comunidad, tales como mantener una distancia adecuada entre usted y otras personas, quedarse en casa tanto como sea posible y evitar las multitudes, especialmente en espacios con poca ventilación.

Preguntamos al Dr. Michael George, reumatólogo y epidemiólogo que estudia infecciones en pacientes con enfermedad autoinmune, quién debería seguir estas recomendaciones. Su respuesta: «Cuanto más en riesgo esté, más debe considerar estas recomendaciones».

Según el experto, estas nuevas medidas se aplican particularmente a aquellos con enfermedades más graves o que han sido hospitalizados en el pasado con una infección respiratoria o tienen enfermedad pulmonar intersticial, EPOC o asma, por ejemplo. (Consulte a continuación para obtener más detalles sobre los factores de riesgo).

Las personas con artrosis, o tipos de artritis no autoinmunes, que tienen factores de riesgo, como la edad (más de 60 años) o una afección médica subyacente grave, también deben seguir las pautas del CDC sobre cómo evitar las multitudes.

Y, agrega el Dr. George, «todos deben seguir las precauciones generales», como lavarse las manos, no tocarse la cara, los ojos, la nariz o la boca.

P: ¿Qué es un coronavirus?

R: Los coronavirus son una gran familia de virus que pueden causar desde resfriados hasta neumonía grave. Algunos apuntan a tu nariz, por lo que obtienes el resfriado y la garganta irritada. Otros, como el nuevo coronavirus causante de la COVID-19, se adhieren a las células en los pulmones.

P: ¿Cuáles son los síntomas de COVID-19?

R: La mayoría de las personas, alrededor del 80% o más, tienen síntomas leves similares a un resfriado o gripe estacional. La fiebre, la tos y la falta de aliento pueden aparecer de dos a 14 días después de la infección. (Un estudio no publicado sugiere que el período de incubación puede durar una semana más). Un pequeño número de personas desarrolla neumonía severa, y algunas se enferman gravemente. Algunas personas que dan positivo para COVID-19 nunca se enferman, pero pueden transmitir el virus.

P: ¿Cómo se propaga el virus?

R: Al igual que los resfriados y la gripe estacional, el nuevo coronavirus se propaga a través de las gotas expulsadas cuando una persona tose o estornuda. Las personas también pueden contraer el virus cuando tocan una superficie contaminada como una encimera, pasamanos o pomo de la puerta y luego se tocan sus ojos, nariz o boca. Es poco probable que este virus pueda sobrevivir en superficies duras por mucho tiempo, aunque no está claro durante cuánto tiempo, afirma el Dr. Timothy Brewer, profesor de epidemiología en la Universidad de California, Los Ángeles. El alcohol isopropílico, el agua oxigenada y la lejía pueden matar eficazmente los virus de superficie en aproximadamente un minuto. El jabón y el agua, así como los desinfectantes como Sanytol, también funcionan, aunque no tan bien.

P: ¿Tengo más probabilidades de contraer COVID-19 si tengo artritis auto-inmune o inflamatoria?

R: Todavía no tenemos toda la información acerca de este virus, dice el Dr. Kevin Winthrop, especialista en epidemiología de enfermedades infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Ciencia y Medicina en Portland, Oregón. Sin embargo, en general, las personas con artritis autoinmune o inflamatoria que tienen una alta actividad de la enfermedad parecen tener un mayor riesgo de infecciones debido a una mayor desregulación inmune.

Para COVID-19 y la gripe estacional, sabemos que los adultos mayores y aquellos con problemas de salud preexistentes, especialmente enfermedades cardiovasculares, diabetes y presión arterial alta, y aquellos que han sido hospitalizados anteriormente con infecciones, tienen un mayor riesgo.

Los expertos enfatizan que una de las principales preocupaciones para las personas con enfermedad autoinmune que contraen gripe estacional o COVID-19 es la infección bacteriana secundaria, o complicaciones, que pueden seguir a la infección viral original.

Por estos motivos, es importante que llame de inmediato a su médico o a los número de teléfonos gratuitos habilitados al efecto por las distintas Comunidades Autónomas si considera que ha estado expuesto o tiene síntomas similares a los de la gripe. Asegúrese de indicar que está tomando medicamentos inmunosupresores. (Lea más abajo sobre los medicamentos inmunosupresores y el riesgo).

P: ¿Tengo más riesgo de infección al tomar fármacos inmunosupresores?

R: No sabemos si tomar medicamentos inmunosupresores aumenta aún más el riesgo de contraer COVID-19. Pero el Dr. Michael George, reumatólogo y profesor asistente de medicina y epidemiología en la Universidad de Pensilvania, en Filadelfia, dice que, en relación con los virus en general, algunos datos sugieren que determinados fármacos utilizados para el tratamiento de la artritis autoinmune o inflamatoria, como los productos biológicos (por ejemplo, Remicade, Enbrel y Cimzia), los inhibidores de JAK (Xeljanz, Olumiant y Rinvoq) y los corticosteroides (prednisona), pueden contribuir a un mayor riesgo o gravedad de la infección viral. Un estudio reciente en personas con enfermedades cardiovasculares encontró que la hidroxicloroquina (Plaquenil) no aumenta el riesgo de infección y el metotrexato aumenta el riesgo de infección solo un poco.

La preocupación con la supresión inmune es que el virus podría replicarse más libremente y causar una enfermedad más severa o extensa, dice el Dr. Winthrop. Por esta razón, es importante, si está tomando estos medicamentos, comunicarse con su médico de inmediato si cree que ha estado expuesto o tiene síntomas similares a los de la gripe. (Consulte la pregunta sobre los síntomas). Asegúrese de indicar que está tomando medicamentos inmunosupresores.

Los expertos advierten a los pacientes que no suspendan ni cambien la dosis del medicamento sin llamar a sus médicos.

P: ¿Mi mascota puede infectarme con el COVID-19?

R: La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que no hay evidencia de que los gatos y los perros puedan contraer o transmitir el coronavirus a las personas. Hay mucha información errónea sobre cómo comenzó el virus, y algunas personas sugieren que se hizo en un laboratorio. Eso no es cierto. Según los brotes anteriores de coronavirus y el genoma del virus, los expertos dicen que parece haber comenzado en un animal salvaje, probablemente un murciélago o pangolín.

P: ¿Qué tan mortal es el virus?

A: Es difícil de decir. Es probable que las estimaciones cambien a medida que se detecten o notifiquen casos más leves. Cuando las personas con enfermedad leve no se cuentan, el virus puede parecer más letal de lo que es. A partir del 1 de marzo de 2020, hubo 87.508 casos confirmados en todo el mundo y 2.990 muertes, según el Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, que está siguiendo de cerca la propagación del virus a nivel mundial. En comparación, datos del CDC estiman que solo en EE.UU., entre 18,000 a 46,000 personas han muerto de gripe estacional desde octubre de 2019.

P: ¿Qué debo hacer si creo que tengo este virus?

R: Llame de inmediato a su médico o a los números de teléfonos gratuitos habilitados al efecto por las distintas Comunidades Autónomas y asegúrese de decirle qué tipo de medicamentos está tomando. Es probable que su médico le indique que trate los síntomas leves de la misma manera como lo haría con un resfriado o la gripe: descanse, beba líquidos y manténgase aislado de los demás. Si sus síntomas son moderados o severos, es probable que lo envíen al hospital, donde lo vigilarán para detectar complicaciones, como neumonía.

P: Si estoy infectado, ¿está en riesgo mi familia?

Si está infectado, debe aislarse en su hogar durante al menos 14 días. Si es posible, haga que otros usen un baño separado y no manipulen ni toquen objetos que haya tocado sin guantes. Tosa y estornude en el hueco de su codo, no en sus manos. Todos deben lavarse las manos a fondo y con frecuencia (si es posible, usar fregaderos separados).

No se preocupe ni entre en pánico, pero tome medidas para protegerse y proteger a los demás. Estas son:

1. Evite los lugares llenos de gente. Las personas mayores de 60 años, y aquellas con afecciones médicas crónicas graves tienen que evitar ir a lugares donde haya mucha gente. Esto significa evitar las salas de cine, los centros comerciales concurridos, los viajes en avión, el transporte público y la iglesia. Si su lugar de trabajo implica viajar o estar con mucha gente, pregunte sobre el trabajo a distancia, si es posible.

2. Lave sus manos. No podemos enfatizar esto lo suficiente. Mójese las manos con agua limpia y corriente, luego enjuagueselas con jabón. Frote ambos lados, entre sus dedos y debajo de sus uñas durante al menos 20 segundos. Sea minucioso y siga la técnica que aconseja la OMS.

3. Use desinfectantes para manos cuando no pueda lavarse las manos. Cuando el agua y el jabón no sean una opción, use un desinfectante para manos que contenga al menos un 60% de alcohol. Mantenga una botella en el automóvil, en su escritorio y en su bolso o bolsillo.

4. Desinfecte las superficies regularmente. Limpie las superficies de alto contacto como encimeras, interruptores de luz, pomos de las puertas y el interior de su automóvil con desinfectante. Use una mezcla de 60% de alcohol isopropílico y 40% de agua para matar gérmenes en objetos y superficies de alto contacto, como su teléfono celular, teclado de computadora, control remoto, pomos de las puertas y grifos. Lave los anteojos con jabón y agua tibia todos los días.

5. Cúbrase la boca y la nariz cuando tosa. Deseche todos los pañuelos usados ​​inmediatamente.

6. Renuncie a los apretones de manos y abrazos por el momento. Practique el saludo con una sonrisa y llevándose las manos al corazón.

7. No se ponga máscara. Las máscaras faciales quirúrgicas estándar no sirven como filtro contra el virus en personas sanas, pero si está enfermo, una máscara puede ayudar a evitar que las gotitas se propaguen cuando estornude o tosa, por lo que no infectará a otras personas. Las Autoridades Sanitarias han pedido a las personas sanas que no acumulen máscaras porque la prioridad es que sean los proveedores de atención médica quienes las tengan, ya que se podría producir una escasez si el público en general las compra.

8. Llame lo antes posible. Si tiene síntomas de resfriado o gripe, llame a su médico a los números de teléfonos gratuitos habilitados al efecto por las distintas Comunidades Autónomas, o al departamento de emergencias, en lugar de apresurarse a recibir atención urgente. No acuda al hospital o al centro médico sin avisar antes a los sanitarios ya que podría contagiar a otras personas.

9. Manténgase actualizado consultando fuentes confiables. Vuelva a consultarnos regularmente para obtener actualizaciones y siga los principales medios de comunicación y autoridades sanitarias, como la OMS y el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

10. Quédese en casa.