LOS BENEFICIOS DEL TAICHÍ PARA PACIENTES DE ARTROSIS

OAFI patients doing Tai Chi

LOS BENEFICIOS DEL TAICHÍ PARA PACIENTES DE ARTROSIS

La práctica del taichí, no solo mejora las molestias en las personas afectadas de artritis, artrosis o cualquier otra patología que curse con dolor en las articulaciones, sino que también ayuda a prevenir y a retardar la aparición de las mismas en personas sanas. Son unos ejercicios fáciles de aprender, y su práctica es tan agradable, que muchos continúan practicándolo durante años por el bienestar y la paz mental que proporcionan.

Está demostrado que el ejercicio físico es muy beneficioso para la salud. De hecho, es una parte esencial para el tratamiento terapéutico de los dolores articulares. El dolor y la rigidez en las articulaciones suele desalentar a las personas a hacer ejercicio. Sin embargo, sin ejercicio, las articulaciones se vuelven más rígidas y dolorosas. El ejercicio mantiene los huesos, los músculos y las articulaciones saludables.

Es importante mantener la musculatura lo más fuerte posible; cuanto más fuerte sea la musculatura y los tejidos alrededor de las articulaciones, éstas estarán mejor protegidas. Si no se hace ningún tipo de ejercicio, los músculos se debilitan y los huesos pueden volverse osteoporóticos.

El taichí bombea la sangre y los fluidos del cuerpo a través de los músculos, tendones y articulaciones; esto facilita la transformación y fortalecimiento de estas partes del cuerpo.

El Journal of Rheumatology (Sep.2003), publicó un estudio sobre el programa de taichí para artritis demostrando que este programa es efectivo y seguro. Se realizó un estudio con un grupo de mujeres con osteoartritis que practicaron taichí durante 12 semanas, comparándolas con un grupo de similares características que solo recibieron el tratamiento standard. El grupo que practicó taichí, tuvo un 30% menos dolor y mejoró en un 30% la capacidad de llevar a cabo sus actividades diarias, también mejoró mucho el equilibrio.

En Abril de 2007, se publicó el mayor estudio de taichí para artritis realizado en Arthritis Care and Research Journal, en el que se comprobó una vez más que el taichí es efectivo y seguro para personas afectadas por algún tipo de molestia articular.

Los expertos coinciden que los ejercicios deben estar dirigidos a mejorar la flexibilidad, fortalecer la musculatura y mejorar la condición física. La práctica de taichí, no solo cumple todos estos requisitos, sino que, además, tiene muchas otras ventajas.

Flexibilidad

Reduce la rigidez y mantiene las articulaciones flexibles. La rigidez produce dolor. El incremento de la flexibilidad ayudará aliviando el dolor. En taichí se mueven suavemente las articulaciones, músculos y tendones de todo el cuerpo por lo que su práctica aumentará significativamente la flexibilidad.

En la Universidad de Florida se realizó un estudio, en 2008, en el que se dividieron 46 pacientes, que sufrían de artritis reumatoide, en dos grupos de 23 personas. Un grupo practicó taichí y el otro siguió solo con el tratamiento médico. El grupo que practicó ejercicio, demostró tener más movilidad en las articulaciones y menos dolor y rigidez una vez completado el programa.

El grupo de Atlanta FICSIT, realizó un estudio con 200 participantes (162 mujeres y 38 hombres). Los resultados indicaron que el grupo que practicó este programa de taichí, mejoró en flexibilidad, fortaleza muscular y cardiovascular. También se pudo comprobar un 47’5% de disminución en las caídas en los participantes en el estudio.

Fortalecimiento de la musculatura

Practicar taichí regularmente ayuda a mantener e incrementar la fuerza muscular. Una musculatura más fuerte, protege las articulaciones y las mantiene más estables. Así se reduce el peligro de fracturas y se disminuye el dolor. Asimismo, el fortalecimiento de la musculatura favorece una mayor calidad de vida al permitir una mayor movilidad y confianza en uno mismo.

Muchos famosos deportistas, padecen osteoartritis a causa de sus traumatismos. A pesar de ello, son capaces de seguir con su ritmo de vida habitual debido a la fuerza de la musculatura, que protege sus articulaciones. Los estudios realizados demuestran que la práctica del taichí incrementa la fuerza muscular en un 15 – 20%.

Mejora de la condición física

Los ejercicios cardio-respiratorios ayudan a fortalecer el corazón y los pulmones y aumentan la estamina lo que es muy importante para mantener la salud. Las articulaciones y los tejidos con artritis necesitan un aporte de sangre y oxígeno para recuperar la salud. Una mejor circulación de sangre, fluidos y oxígeno también ayuda a mantener las articulaciones flexibles y los músculos fuertes. El taichí es un ejercicio cardio-respiratorio particularmente efectivo.

En la asociación de artritis de Sydney (Australia), se realizó un estudio en el que 126 pacientes que habían sufrido un infarto de miocardio agudo (ataque al corazón) fueron divididos en dos grupos, uno practicando taichí y el otro sin práctica de ejercicio alguno. El grupo que practicó taichí obtuvo una mejor circulación cardiovascular y una tensión arterial más baja.

Corrección Postural

La postura corporal es muy importante. Cuando la postura es correcta, se utilizan correctamente las articulaciones y la musculatura y los pulmones disponen de más espacio. Normalmente se asocia un cuerpo inclinado con los hombros caídos con la tristeza, miedo y emociones negativas La práctica del taichí favorece una buena posición corporal, beneficiando todas las funciones del organismo.

Otras razones que demuestran la efectividad del taichí

El poder de la mente

Como es sabido, una mente positiva puede ayudar en la curación y el mantenimiento de un cuerpo saludable. El taichí integra mente y cuerpo, usamos la mente consciente para dirigir la fuerza interior, y ésta para dirigir cada movimiento.

Al practicar taichí nos centramos en los movimientos y en la coordinación del cuerpo. El entrenamiento mental que proporciona la práctica mejora la claridad mental, la relajación y sube el humor.

Un estudio reciente, sobre tratamientos complementarios y alternativos, realizado por doctores de Stanford University concluye que las técnicas cuerpo-mente son muy eficaces, primero como técnicas complementarias y en muchos casos como técnicas alternativas de continuación en los tratamientos. Está claro que el inmenso poder de la mente todavía no se ha valorado completamente. Como uno de los más poderosos ejercicios cuerpo-mente, el taichí enseña al estudiante a darse cuenta de la energía interna de que dispone con la cual puede conseguir un gran autocontrol y fortaleza física y mental.

Este artículo ha sido escrito por Montse Serlavós Terrats, Instructora de TaiChi en Espai Shen,

Taichí al aire libre en el I Congreso Internacional de Pacientes con Artrosis
Etiquetas:
,